En los últimos años, las empresas tecnológicas han ganado terreno y fama. ¿Cuántas veces has visto, escuchado o leído en alguna parte sobre este mercado? ¿Sobre cómo las nuevas empresas, a veces llamadas startups, están revolucionando el mundo de los negocios? Cada vez más, estas empresas se han destacado en los medios de comunicación. ¿Y cuál es la razón? Son empresas ágiles, centradas en los resultados, que están usando OKRs para gestionar sus objetivos.

Para que tengas una idea, el sector de la tecnología está creciendo tanto (alrededor del 118% en los últimos 10 años en Brasil) que hay más vacantes en el sector que profesionales calificados para llenarlos.

Como dije, la gran diferencia entre estas empresas y las tradicionales es su agilidad y el enfoque en los resultados. ¿Cuántas veces has realizado un plan de negocios, una planificación estratégica de 2, 3 o 5 años para tu empresa? Planes que a menudo tenían que cambiar en el medio del camino. Por ejemplo que tomaran mucho tiempo para identificar dónde iba mal el equipo, cuáles serían los resultados … mucha burocracia, reuniones demasiado largas … ¿te identificas?

Las metodologías tradicionales son excelentes y han funcionado durante mucho tiempo, después de todo, varias compañías han surgido de ellas. Pero con el avance de la tecnología, la globalización e Internet, los cambios comenzaron a suceder más rápidamente. Y es por eso que vemos la necesidad de nuevas herramientas que brinden agilidad a los equipos.

¡Las empresas están usando OKRs (objetivos y resultados clave), una de estas metodologías ágiles, para gestionar sus objetivos!

¿Por qué las empresas usan OKRs?

La primera razón principal es la claridad que generan los OKR para todos los empleados. Todos los miembros del equipo tienen acceso y deben saber cuáles son los objetivos del equipo y de la empresa. Este hecho ya se conecta con la segunda razón: ¡transparencia! La transparencia en la información es esencial.

Otra ventaja de usar OKR es la comprensión de cómo cada sector está contribuyendo. Cuando sabes lo que están haciendo los otros equipos, puedes contribuir con ideas y sugerencias más asertivas. Disminuir las conjeturas y opiniones que a menudo no contribuyen al crecimiento de la empresa.

¿Recuerdas lo del tiempo y de la velocidad de los cambios? Los ciclos de retroalimentación cortos son uno de los grandes beneficios de usar este método. Cuando se trata de OKR, puedes definir junto con tu equipo para que los ciclos de retroalimentación sean cada 2 meses, 1 mes, 15 días o cualquier otro período que consideres interesante y factible para la dinámica del mercado en que actúas.

¡El sentido de pertenencia de los empleados!

¡Créeme, esta es una de las principales razones del éxito de este método! Cuando los empleados saben que sus acciones cotidianas, que sus opiniones y experiencia están impactando los resultados de la empresa, están más comprometidos y se sienten parte de la construcción, ¡sienten que hacen parte del negocio!

El sexto punto que mencionaremos es la simplificación de la estrategia comercial. No hay necesidad de un plan de acción gigantesco donde solo aquellos que estuvieron presentes en la construcción sepan interpretar. Los OKR son simples, claros y directos. Todos los que miran conocen el camino que la empresa quiere trazar y, principalmente, dónde quiere llegar.

En el caso de un cambio importante en el mercado en el que trabaja su empresa, el uso de OKR generará una disminución en el desperdicio, después de todo, podrá adaptarse más rápidamente a los cambios en el mercado, sin desperdiciar recursos luchando contra la corriente.

Y, por último, la disminución del tiempo dedicado a realizar reuniones de establecimiento de estrategias. Las reuniones de OKR son rápidas y objetivas. No se necesita de un día entero para definir los OKR. Las reuniones frecuentes pero cortas aumentan la eficiencia del equipo. Después de todo, nadie merece reuniones gigantes, ¿verdad?

¡Así es como Google, Intel y la Fundación Gates han logrado sus objetivos! ¡Aplica OKR a tu empresa y camina hacia el éxito!

Sharing is Caring!