Previamente Planeado

Ahora que sabes por qué debes empezar siempre tu planificación estratégica antes del comienzo del ciclo, es hora de hablar sobre cómo usar los OKR (objetivos y resultados clave) en la práctica en tu empresa.

El primer paso para usar los OKR es mirar hacia atrás e identificar lo que se ha logrado en este trimestre. Por lo tanto, tendremos un benchmarking interno de planificación estratégica en tu empresa.

Con base en esto y teniendo conocimiento de cómo implementar OKR en la práctica en tu empresa, es hora de comenzar el proceso de cambiar el uso de metodologías más tradicionales de planificación estratégica (o incluso no usar una metodología) para usar OKR.

Después de realizar eso, recomendamos que permite a todos los miembros de la organización tener un impacto, actuar directamente. Este paso es especialmente importante debido al hecho de que este cambio a los OKR es un cambio cultural en la empresa, por lo que todos deben entender por qué estamos utilizando esta metodología y los beneficios que traerá a la empresa.

Después de eso, debo comenzar a definir los objetivos que guiarán a su empresa para el próximo trimestre. No vale la pena estudiar y capacitar a los miembros si tu empresa no utiliza la metodología. Vale la pena recordar que la metodología OKR sigue el principio de la mejora continua, por lo que es probable que su primer ciclo OKR sea el más complicado.

OKR en la Práctica

Al establecer metas, es hora de tener pensamientos de aspiración, ya que aquí es donde decidimos a dónde queremos ir en el próximo trimestre. Los objetivos deben ser ambiciosos, pero también deben ser alcanzables. No tiene sentido establecer una meta como «apoderarse del mundo» para el próximo trimestre, si bien sigue siendo una empresa que solo tiene relevancia municipal. Por otro lado, no queremos crear objetivos que sean fáciles de alcanzar, ya que subestimaremos la capacidad de nuestros equipos y reduciremos la productividad y la motivación de los empleados.

Después de definir los objetivos (que es donde queremos ir), debemos definir cómo mediremos nuestro progreso en comparación con esos objetivos. Para esto, siempre debes recordar crear los resultados clave SMART, y para eso deben ser:

  • Específico;
  • Mensurable;
  • Alcanzable;
  • Relevante y;
  • Temporal.

Esto significa que nuestros resultados clave solo deben medir UN aspecto que sea relevante para lograr el objetivo y deben tener una fecha límite.

Con los OKR definidos, incluso antes de que comience el ciclo, debemos marcar en una agenda todos los eventos que se realizarán en el período. Estos eventos son: reuniones de revisión, creación de planes de acción, fecha de finalización del ciclo y presentación de los resultados a la empresa. De esa forma, todos sabrán exactamente cuándo recopilar los datos y cuáles y cuándo serán los próximos pasos.

Luego, debe seguir el ciclo de OKR en la práctica, que definimos en un Paper nuestro llamado «Todo lo que necesita saber sobre los OKR». Es importante recordar que durante el ciclo, la comunicación debe ser extensa y bien hecha, para que todos los empleados sepan qué está sucediendo y cómo la empresa está avanzando hacia los objetivos.

Ciclo de cierre

Finalmente, se debe realizar una reunión para discutir lo que salió bien, lo que se debe guardar para el siguiente ciclo y lo que salió mal, para que estos errores no se repitan en ciclos futuros, y así se dé cuenta de la mejora continua de tu planificación estratégica.

Sharing is Caring!