El home office ha sido una realidad cada vez más frecuente y, sin duda, ha llegado para quedarse. Y es con esto en mente que hoy, tanto las empresas como los empleados se han ido adaptando cada vez más a esta rutina. Sin embargo, para trabajar online no basta sacar la computadora, quedarse en cualquier rincón y esperar a que el día dé sus frutos: se necesita preparación.

Con eso en mente, aquí identificamos a los 4 impostores que han estado impidiendo que su nave despegue en la dirección correcta.

Trabajar en ambientes inadecuados al home office

En la parte superior de nuestra lista se encuentra este primer gran error: trabajar dónde y cómo no debería. Colocar la computadora portátil en su regazo o continuar trabajando debajo de las mantas, por muy tentador que parezca, no lo hará sentir más cómodo durante el día, mas si un poco más susceptible a los calambres y tensiones musculares.

Según la OMS, 80% de la población mundial es susceptible al dolor de espalda debido a una mala postura. Por eso recuerda siempre estirarte y estirarte periódicamente, además de no sentarte como una obra de Dalí.

Otro error que viene con este paquete: distracciones y la famosa dilación. Asegúrese de que el entorno que elija esté libre de interferencias externas con ruido y distracciones de cualquier tipo. Su teléfono celular también cuenta, así que recuerde dejarlo en modo silencioso o no tan cerca de usted.

Mantener la cámara apagada cuando asista a reuniones

Aquí nos ocupamos de un tema controvertido: no es solo por timidez que muchas personas eligen dejar la opción de video desactivada durante las llamadas, sino que a menudo lo hacemos por pereza. A veces, estamos en un día en el que es prácticamente imposible peinarse, o entonces tenemos baja autoestima o simplemente no somos lo suficientemente pacientes para ver a alguien. Todas estas razones tienen una pizca de validez, pero ninguna de ellas anula la razón por la que no deberíamos hacer eso.

¿Has presenciado alguna vez una conversación en la que, al responderte, la persona no te mira a los ojos? ¿O ese largo vacío en una conversación online? Cuando no apareces en una videollamada, tu te convierte en la persona que causa este tipo de molestia, porque nos das espacio para imaginar si estás o no, si estás prestando atención o incluso haciendo otra cosa.

Es un acto de empatía estar presente, además de ser un incentivo para mantener la concentración, al fin y al cabo, estás en home office pero no estás solo. Si tu y tu equipo ya hácen el Daily Scrum (o Scrum Meeting), esto puede mantener el sentido de unidad de los equipos en los que participas, además de ser un factor para colaborar con la transparencia y la alineación de prácticas rutinarias.

No planificar correctamente

Ya sea que sea un gerente o un miembro de un equipo, la planificación tiene un impacto directo en la calidad de sus ingresos remotos. Se necesita una dirección tanto para ser dada como para ser seguida.

Teniendo esto en cuenta, es fundamental que el equipo esté alineado y con metas bien definidas, para que cada uno conozca su rol, desempeño y entregas que se esperan. Teniendo esto en cuenta, es mucho más fácil planificar su día e incluso sus semanas, porque después de todo ya está bien delineado lo que debe hacer.

Para que todo esto sea factible, es necesaria ante todo una comunicación sencilla y accesible. Los Milestones pueden ser tus aliados a la hora de definir tus entregas, y Scrum puede ayudarte a priorizar tus tareas.

No usar las herramientas correctas

Al final del día, sería una gran pérdida de tiempo que, incluso si planificas correctamente, garantizando un entorno impecable y manteniendo una comunicación ideal, no tengas lo que necesitas para asegurar que tus resultados sean alcanzables. Por eso es ideal que estea preparado. Disponga de una conexión a internet confiable, una computadora adecuada a tus necesidades, un asiento cómodo y, sobre todo, herramientas online que puedan potenciar tus resultados. Es por eso que el Roads puede ser su gran parcero en el home office: traemos lo mejor de la planificación através de OKRs, Milestones y Scrum, alineando sus estrategias con la ejecución.

 

Ahora que sabe qué puede mejorar su trabajo, solo tiene que decidir cómo implementar los cambios que necesita. Con eso en mente, hemos separado contenido para ayudarlo a orientar sus planes y facilitar su vida en el trabajo remoto. Te esperamos el 15 de octubre de 2020, a las 7 pm, en el segundo Roads na Prática.

Sharing is Caring!